16 de septiembre de 2023

UNA NUEVA OPORTUNIDAD. DESCÚBRELA EN XENDAN

El verano se esfuma poco a poco.
Y la idea de hacer algo que te nutra en los meses que seguirán va saltando a primer plano.
Buscas actividades a las que apuntarte porque quieres estar mejor. Porque sabes que hay cosas que, con un poco de trabajo constante, pueden tener un impacto muy positivo en tu vida.
Son cosas que te ayudarán a vivir con más ligereza y alegría. Y que repercutirán no solo en la salud de tu cuerpo, sino también en tu tranquilidad interior.

Yoga en grupo… solo para ti!!!

La gente que viene a clase de Yoga suele buscar, a grandes rasgos, dos cosas.
Que su cuerpo esté más fuerte y flexible, para sentirse joven y vital, y a la vez aprender a estar más en calma.

Aunque ahora se tienda mucho a ello, no me gusta enfocar el Yoga como una actividad deportiva, porque no lo es.
Es cierto que da belleza y funcionalidad al cuerpo; pero va mucho más allá de eso.

El Yoga cultiva la energía vital de la que depende nuestra salud.
También calma la agitación de la mente mediante el enfoque de la atención.
Todo esto, con la Conciencia y  la Respiración como protagonistas.

Por mi formación en Yoga Terapéutico, me gusta enfocarme en las necesidades de cada persona, incluso en las clases grupales.
Para ello necesito conocer sus condiciones particulares y sus objetivos. Así que antes de que se incorporen a clase por primera vez, entrevisto personalmente a cada asistente. De esta forma tengo muchas más garantías de poder adaptar a su medida el trabajo que haremos, pero, sobre todo, de que no hagan nada que no les convenga.

Así, cada quien trabaja en la seguridad de lo que necesita, de su propio ritmo y sus posibilidades.


QUIERO HACER YOGA

On-Line, o Presencial:
Mindfulness para todos los gustos

Quienes se acercan al Mindfulness necesitan que su cabeza y sus emociones dejen de dar tormento.
Quieren tomarse las cosas de otra manera, y necesitan confiar en que tendrán la serenidad y la fortaleza para superar sus desafíos sin acabar siempre sufriendo.

La pandemia normalizó las clases on line de todo tipo, pero yo hace mucho que decidí no dar Yoga grupal de esa manera.

El Yoga Personalizado, el Minfulness, el Coaching y la Psicoterapia son otra cosa muy distinta.

Aunque yo suelo preferir el directo, y en el grupo presencial se genera una gran complicidad, no deja de sorprenderme lo bien que funcionan estas actividades en el formato on line.

Lo he comprobado en las clases grupales de Mindfulness y en las sesiones individuales que ofrezco.

La pantalla nunca ha sido un impedimento para conectar, compartir, y hacer un trabajo muy enriquecedor y profundo.

Poder hacerlo desde la comodidad de tu hogar, o en cualquier parte del mundo, le da mucho atractivo.

Además, cuenta con una ventaja añadida:
Al quedar las clases grabadas, siempre tienes la oportunidad de volver sobre ellas.

Esto viene muy bien si quieres ver la sesión de nuevo, pero sobre todo cuando no puedes asistir en el horario en directo.

De hecho, siempre hay gente que tiene críos, o que trabajaba a esa hora, que hacen el curso sin aparecer nunca.
En ese caso, se mantienen en contacto privado conmigo, compartiendo sus inquietudes y sus dudas, que yo contesto en la siguiente clase, a menos que sean puramente personales.


ME GUSTARÍA HACER MINDFULNESS

Tu Propósito y mi estilo

En cuanto a los contenidos y al estilo de las clases, cada año suelo hacerlo diferente.
Siempre estoy formándome y estudiando, así que para cuando retomo después del verano, hay muchas cosas que han cambiado para mí.

Me gusta que las clases sean a medida de las personas que participan en ellas. Y que lo que hagamos durante el año apoye las necesidades de cada quien.

Por eso, aunque suelo tener una idea clara para el curso, no decidido cómo lo haré hasta que no veo la configuración de cada grupo.

Eso sí, hay dos cuestiones fundamentales que siempre quiero trabajar en todas las clases sean de lo que sean.

  • Aquietar y enfocar la mente
  • Y aprender a manejar los momentos de intensidad para ser dueños de nuestras respuestas.

Hay gente que, viendo que las dos cosas, Yoga y Mindfulness, le parecen necesarias, no tiene claro a qué apuntarse y me pregunta mi opinión.

Pero muy rara vez les doy una respuesta. Estoy convencida de que ya la tienen en su interior.
Así que a cambio les pregunto para qué quieren la actividad; qué esperan conseguir con ella.

Y es que, lo hayas identificado o no, siempre tienes una necesidad que satisfacer; un propósito muy específico.

¿Cuál es el tuyo?

Ser consciente de esto, tener muy claro qué quieres conseguir, y recordarlo con frecuencia, es mucho más importante de lo que supones.

Te ayuda a sostener la motivación y la constancia. Y te da fuerza en esos días en los que el cuerpo pesa y no te apetece practicar.

Además, cuando tienes muy presente para qué te apuntaste, distingues mucho mejor las oportunidades de aplicar en tu vida lo que has visto en clase. Y así, lo integras para que marque una diferencia real en tu día a día.


ME GUSTARÍA QUE HABLÁSEMOS

Una ayuda para vivir mejor

Además de ser muy bella, la vida está llena de desafíos y sobresaltos que fácilmente nos sacan de nuestro centro.
Pero mantenerte fuerte y flexible por dentro y por fuera; conservar la calma cuando las cosas se agitan, es algo que puedes aprender.

Y el aprendizaje suele ser más grato cuando lo compartes.

Por eso los grupos tienen tanto encanto.
Generan un ambiente en el que es fácil ser constante y tiran de ti de forma silenciosa, invitándote a volver cuando tu voluntad flaquea.

El nuevo curso en Xendan empezará muy pronto.
Aquí tendrás la oportunidad de sumar tus objetivos a los de otras personas que buscamos más o menos lo mismo que tú, y progresaremos juntas.

Anímate a probar una clase sin compromiso.
Tienes todos los detalles del curso en este artículo

TODOS LOS DETALLES DEL CURSO 23-24 EN XENDAN

El tiempo es propicio y está todo preparado.

Te vienes???


QUIERO IR A CLASE

Imagen destacada: conscious-design-en-unsplash