Yoga

No importa tu edad, tu filosofía de vida o si estás o no en forma.
El Yoga guarda un tesoro para ti

Te acercas al Yoga porque quieres sentirte mejor.

Puede que necesites hacerle una actualización a tu aspecto y a tu condición física, calmar un poco el barullo de tu cabeza, o aprender a tomarte la vida de otra manera.

El Yoga te ofrece todas esas cosas porque abarca y unifica todo lo que eres: el cuerpo, la mente, y aquello que no es cuerpo ni es mente…

Haciendo Yoga trabajas la respiración; tonificas y das elasticidad a tus músculos; consigues relajarte; favoreces la conciencia de ti y de tu entorno, y te conectas a la energía de la vida.

Pero también recuerdas que hay una dimensión más profunda en ti, que va mucho más allá de tu cuerpo y de tus pensamientos.
Desde esa experiencia encuentras armonía y fortaleza para dar la mejor respuesta a lo que te toque vivir.

YOGA GRUPAL

En las clases de Yoga Grupal encontrarás el apoyo, la motivación y la regularidad que aportan el trabajo en grupo.
También una atención constante a tu forma de realizar cada postura.

Empezamos el curso en Octubre y terminamos a finales de Mayo.
En cada uno de esos ocho meses trabajamos una tabla diferente, comenzando por lo básico, y  construyendo sobre lo practicado para avanzar hacia mayores niveles de complejidad y desafío.
Así, el trabajo es coherente y enfocado en mejorar las áreas más importantes para todos.

Nos basamos principalmente en el Vinyasa y en el Hata Yoga haciendo especial en:

¿Y si quiero ir pero ya ha empezado el curso?

En este caso primero tendrás que estar conmigo para quedar en qué grupo puedes hacer una clase de prueba sin compromiso.
Si te gusta y quisieras incorporarte, te pediré que hagas al menos una sesión individual para ponerte al día con las bases de lo trabajado hasta ese momento. En esa sesión también recibirás sugerencias en las que enfocarte tanto en clase como en el día a día. Todo esto te resultará de gran ayuda para coger sin problemas el ritmo de la clase.  

YOGA INDIVIDUAL

Cuando te miras de cerca, ves que tienes necesidades muy específicas que no es posible atender en el contexto de un grupo.
Prefieres trabajar de forma personalizada para practicar en tu propio espacio, ir a tu ritmo, y enfocarte exclusivamente en tus áreas de interés.

¿En qué consiste el proceso del yoga personalizado?

El Yoga personalizado, tal y como yo lo entiendo, requiere para ser eficaz, un mínimo de 5 sesiones:

Primera Sesión

Es la base de nuestro trabajo.
Para mí es esencial tener muy claro de dónde partimos y conocer muy bien tu situación, tus necesidades y tus objetivos.
Por eso, en este primer encuentro, además de recoger los detalles de tu historia, hacemos una lectura corporal.
Esto es un análisis de tus patrones de movimiento y respiración en el que identificamos como trabajan las diferentes partes del cuerpo, y lo que necesitan. 
Saldrás de esta sesión con indicaciones claras con las que empezarás a establecer nuevos hábitos y a prepararte para nuestra próxima sesión.

Segunda Sesión

Aquí tu tabla personalizada ya está lista.
La practicarás conmigo y te la llevarás dibujada, y a veces también grabada, para que te sirva de guía mientras la aprendes.
También marcamos la fecha de nuestro próximo encuentro.

Tercera Sesión

Una semana más tarde volverás para revisar la forma en la que haces la tabla.

Esta sesión es fundamental porque en ella descubrimos los inevitables errores y malentendidos en la ejecución de la serie.
Corregirlos garantiza la eficacia de nuestro trabajo.

Cuarta Sesión

Dos semanas después de la sesión de revisión nos vemos nuevamente para comprobar que avanzas en la dirección adecuada.
Ahora que ya no necesitas estar mirando el papel, podemos pulir y profundizar en los detalles de cada movimiento.
Valoramos tus progresos y afinamos los ajustes para que la tabla se adapte a tus necesidades como un guante.

Quinta Sesión

En este punto del proceso llevarás ya un mes practicando desde la última vez que nos vimos. La tabla ya será parte de tu vida diaria y es probable que también hayas empezado a ver algunos progresos.
Atenderemos cualquier cambio o duda que te haya surgido en este tiempo y sentaremos las bases para que puedas trabajar en solitario si así lo deseas.

A partir de aquí...

Ahora tú llevas las riendas y continúas por tu cuenta. Pero si quieras seguir contando con mi apoyo, también existe esa posibilidad.
 En ese caso, serás tú quien decida el ritmo de futuras sesiones en función de tu situación y objetivos, que pueden ir cambiando con el tiempo.

Cada tabla debe practicarse un mínimo de siete semanas, y puedes seguir con ella por tiempo indefinido.

Pero también podemos ir introduciendo variaciones para que el trabajo se te haga más ameno y no decaiga tu motivación.
Se trata de que estés donde estés, siempre puedas disponer de un apoyo a la medida de tus necesidades.

Nota Importante

Desde hace un tiempo, pido que quien quiera embarcarse en este trabajo de trasformación personal conmigo, abone el importe total de las cinco sesiones en nuestro primer encuentro.
Esto es una forma de establecer el imprescindible compromiso por tu parte, sin el cual el proceso no tendría sentido ni utilidad.

Si esto representa un inconveniente para ti, o necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.