GLOBOS EN EL CIELO opt - ROMPER TUS LIMITACIONES (II)

ROMPER TUS LIMITACIONES (II)

 

ROMPER TUS LIMITACIONES (Cont)

 

En el post anterior comenzamos a trabajar para hacer conscientes las pautas inconscientes que una y otra vez boicotean tus mejores intenciones.

Trabajamos también con las creencias que has adquirido sobre ti y sobre el mundo en el área que te preocupa para saber en base a qué ideas y sentimientos te organizas.

Ahora que tienes algunas de ellas claras

piensa cómo respondes a esas creencias,

en qué contribuyes tú para que se mantengan.

No es raro que al observar detenidamente tu comportamiento descubras que tú mism@ perpetúas con tus acciones una pauta que te daña:

Por ejemplo:

-Asumir responsabilidades que no te corresponden contribuye a que los demás deleguen su trabajo en ti.

-No expresar tus necesidades favorece que los demás no las tengan en cuenta.

-Ir a la compra con hambre te hace meter en tu casa cosas que igual no debieras comer.

-Si no llamas nunca a nadie es probable que nadie cuente contigo…

Y así un largo etcétera…

 

Revisa cuales de tus acciones pueden inducir a que se mantenga la pauta que no deseas.

Toma nota

y sé totalmente honest@ contigo.

Necesitas esta sinceridad incuestionable para darle la vuelta a esto.

 

Y yo no conozco mejor manera de transformarse que conectar con el Centro donde están tu Poder y tus Recursos.

 

Sacúdete las sensaciones que te hayan quedado después de comprender que con tu comportamiento puedes estar apuntalando las bases de tu infelicidad porque vas a conectar con algo totalmente diferente.

Sacúdete,

suelta el aire a fondo,

tómate un vaso de agua

o date un paseo por la habitación;

cámbiate el chip, vamos!

 

Ahora trae a tu mente y a tu sentimiento el momento de tu vida presente o pasada en el que te sientes o te has sentido más capaz y en control;

más potente, segur@, competente.

Puede ser en tu trabajo, cuando cocinas, cuando ayudas a tus hijos, cuando hablas con tus amigos,

cuando corres, cuando conduces, cuando gana tu equipo….

cualquier cosa.

Puede ser incluso un momento puntual de tu historia, que ocurrió una vez y no ha vuelto a ocurrir… hasta ahora!

Rememora esa sensación.

Mira donde parece vivir  en tu cuerpo;

dónde se refleja.

Cuando lo tengas claro suelta los detalles de la historia y quédate con las sensaciones físicas y las emociones que te produce.

Rememora esas sensaciones en Full HD.

Saboréalas con detenimiento.

¿Cómo es para ti sentirte así?

Observa tus emociones,

tu tono energético,

tus pensamientos,

la reacción de tu cuerpo

y mira si hay una parte específica de tu anatomía donde se alojen.

Expresa nuevamente ese sentimiento con una frase “Yo soy”.

Formula una frase que revele tu auténtica valía y que te ancle en ella.

Algo que represente la verdad profunda sobre tu capacidad y tus posibilidades.

Algo que represente la determinación y el coraje que puedes mostrar cuando se trata de defender o apoyar a los que quieres.

-“Soy fuerte y decidid@ cuando peleo por las personas o las cosas que quiero”

-“Soy valios@ por mí mism@: mi valía no depende de lo que opinen los demás”

-“Soy capaz de encontrar la ayuda necesaria para darle la vuelta a esto”

Por ejemplo.

No hagas una frase que aunque sea bonita no puedas creer por mucho que te gustaría.

Formula solo frases que verdaderamente suenen reales para ti,

que correspondan 100% a una realidad que hayas sentido en algún momento de tu vida o que tu intuición sepa a ciencia cierta que son verdad.

Y sitúate en ese lugar.

Ese es tu Centro de Poder.

Ese lugar de Capacidad y Potencia es tu verdadero YO,

Es lo que expresa la Potencialidad de tu ser.

Una vez hayas llegado ahí pon una mano en el “centro vulnerable” donde vive la pauta de insuficiencia e incapacidad

Y la otra en el Centro de Poder

Pon esos dos centros en relación

Deja que la parte capaz le transmita a la vulnerable que está ahí dispuesta a trabajar para conseguir los sueños comunes;

TUS SUEÑOS

Que esa parte fuerte y poderosa arrope a la parte débil y desconcertada con la ferocidad con la que defenderías a alguien a quien quieres mucho.

Con la misma ferocidad con la que desafiarías las creencias de alguien que amas si te dijese que es incapaz o que no vale.

Utiliza esta frase de poder con la que has expresado la verdad profunda sobre ti como un ancla para arraigarte firmemente en esa zona donde eres consciente de tu capacidad, donde puedes activar tu valía y tu potencial y donde tienes poder de acción.

Y desde allí pregúntate cuál sería la nueva forma de actuar y comportarte coherente con esa verdad profunda sobre ti.

No son nuestros pensamientos ni nuestros sueños lo que determina nuestro futuro, sino nuestras elecciones y las acciones que realizamos en consecuencia.

La diferencia no la marca lo que imaginas sino lo que  haces

O no haces.

Así de simple.

El pensamiento sin acción se queda en agua de borrajas.

 

Pero concéntrate solamente en el próximo paso que vas a dar;

No te dejes aplastar por la enormidad de la montaña de cosas que tienes que hacer o cambiar en tu vida.

Si las miras todas a la vez puede que la tarea te parezca tan grande que el desaliento te lleve a desistir sin siquiera haber empezado.

Ni Roma se construyó en un día

ni podemos transformarnos en un chasquido de dedos.

Es un paso

tras otro

tras otro.

 

Es la sucesión de acciones,

sin prisa pero sin pausa,

lo que te llevará lejos.

“Un viaje de mil kilómetros empieza con un solo paso”

Y luego otro

Y otro

Y otro…

Y no pienses que no merece la pena hacer algo porque sea muy pequeño.

No subestimes la increíble magia de las pequeñas acciones

Un pequeño cambio mantenido en el tiempo puede tener un poder fantástico.

 

Pero ten en cuenta que todas tus acciones deben emprenderse desde ese Centro de Poder, no desde el sentimiento de incapacidad.

Te recomiendo que nunca,

y digo NUNCA,

te pongas a revisar tu comportamiento ni a diseñar un plan de acción desde el desenpoderamiento y la vulnerabilidad,

porque vas a verlo todo muy negro.

De la misma manera que no puedes ayudar a nadie si tú mismo te estás ahogando, no puedes hacer nada por ti desde una situación de indefensión o reproche.

Visita todo lo frecuentemente que puedas ese lugar donde tus recursos están a tu disposición y desde ahí piensa, decide y actúa.

Usa esa misma fuerza para ayudarte también cuando te enfrentes a situaciones que tiendan a llevarte a tu antigua pauta.

No tendría sentido pedirle ayuda al débil del equipo.

Busca la colaboración de esa parte de ti que puede con lo que le echen.

Juntos encontraréis la mejor forma de realizar lo que deseas.

 

Y ahora es cuestión de ponerte manos a la obra:

Identifica tus creencias

Identifica tu fortaleza

Decide desde esa fortaleza cuál es tu próximo paso

Y PONTE EN MARCHA!

 

No quiero decir que con esto ya tengas identificadas todas tus creencias

-algunas son muy profundas y están muy bien camufladas-

ni vayas a solucionar todos tus problemas de un plumazo.

Pero es un principio muy positivo puesto que te pone en la senda del  Auto Descubrimiento y la Realización de tus Sueños.

Y esa senda, que dura mientras vivas, produce los frutos más dulces que hayas probado jamás.

Cuando esos frutos aún están verdes pueden ser amargos,

a veces mucho,

pero no hay nada comparado con el sabor de saber quién eres,

qué necesitas,

de qué eres capaz

y llegar a amar sinceramente a esa persona que eres tú.

Sentirte en casa dentro de tu propia piel.

A POR ELLO!

Share