11 de noviembre de 2023

¿QUIERES DEJAR DE ENFADARTE CON LA GENTE QUE TE IMPORTA? Mañana de Mindfulness para unas relaciones felices

Igual también te pasa.

Necesitas compartir algo importante para ti, y tus esfuerzos acaban en frustración y malas maneras.

O te quedas con la desagradable sensación de que no has conseguido que te entiendan y que, para eso, mejor no haber dicho nada.

No, la comunicación no es fácil. Nada fácil.

Pero, aunque solemos echar con facilidad los balones fuera, la falta de entendimiento no siempre es “un problema de los otros”.

De hecho es, sobre todo, “tu problema”, porque a ti es a quien le toca lidiar con el mal cuerpo que se te queda.

Sería genial que cada quien asumiese su responsabilidad y pusiese de su parte, pero raramente es el caso.

Estamos demasiado absortos en nuestra propia película, y eso casi siempre nos impide ver más allá.

Nuestras razones son tan grandes y tan claras para nosotros que, en el colmo de la inocencia, asumimos que todo el mundo tendría que verlo igual. 

Ya dice el refrán que “no hay nada más equitativamente repartido que la razón; todos creemos tener suficiente”
Así que de forma implícita solemos creer que los desencuentros son culpa de que el otro es como es, y que debería mirárselo.

Pero esperar que los demás cambien no es ni práctico ni seguro. Puede que no ocurra nunca.

Así que, como nos recordaba Gandhi, si quieres comprensión y respeto allí donde vayas, lo mejor es que los lleves contigo.

Tiene todo el sentido del mundo, pero lamentablemente, ni la mejor de las actitudes te va a poder garantizar que la gente con la que tienes diferencias sea más civilizada.
Sin embargo, responsabilizándote de cómo te comunicas vas a conseguir dos cosas muy importantes:

No empeorar las situaciones complicadas, que ya es mucho.

Y aumentar tus posibilidades de llegar a un acuerdo satisfactorio.

TU DILEMA Y EL MÍO

No tengo que mirar muy lejos para ver la huella de los malos hábitos comunicativos que casi todos hemos heredado.

A mí, al menos, no me enseñaron de cría a decir con claridad lo que necesitaba.

Ni a dar mi opinión sin miedo, pero sin juzgar a nadie.

A escuchar de verdad…

Tuve que ponerme las pilas de mayor, al darme cuenta de cuánto sufre la relación con la gente que más me importa cuando la comunicación no es buena.

Ya sé que no me pasa a mí sola porque veo como está el mundo.

Y veo con mucha frecuencia cómo personas que se quieren, se maltratan verbalmente porque no saben buscar lo que necesitan de otra manera.

Señalar culpables no tiene ningún sentido.

Lo único que sirve es ponerse manos a la obra para encontrar una solución.

Afortunadamente, esa solución existe y se puede aprender.
A eso dedicaremos nuestra próxima Mañana de Mindfulness el Domingo 17 de Diciembre  de 9:30-14:00

DE QUÉ PUEDE SERVIRTE

Aunque el tema tiene mucha tela, en estas cuatro horas conseguirás claves para:

  • Llevarte mejor con los que te importan
  • Dejar claro tu mensaje sin faltarle al respeto al otro
  • Que lo que expresas te ayude a obtener lo que necesitas
  • Dejar de discutir y empezar a colaborar
  • Cuidar de ti primero para poder atender a los demás

Es mucho, verdad???

Sin embargo, la teoría que veremos no es tanta.

Lo más importante del curso es que “sintonizarás tu antena” para sacarle el mejor partido a las infinitas posibilidades de práctica que te ofrece cada encuentro y cada conversación.
Como las comidas navideñas, que empezarán justo después de nuestra mañana de mindfulness. 

Allí te reúnes con gente que no vive contigo y que a veces tiene ideas y formas muy diferentes a las tuyas.
Una ocasión para pasarlo bien, en principio, que para muchos se convierte en una auténtica bomba de relojería.
Sin embargo, para ti este año puede ser una oportunidad de oro para investigar tus necesidades y escuchar las de los demás.

Al final, esto va de vivir con más armonía y satisfacción con las personas que están en tu vida.

Se trata de no desperdiciar en conflictos estúpidos el precioso y limitado tiempo que compartes con los que amas.

TE SUENA BIEN??
AQUÍ VAN LOS DETALLES

¿Cuándo será?

El Domingo 17 de Diciembre de 09:30 a 14:00

¿Tengo que llevar algo especial?

Solo ropa cómoda y ganas de aprender. También te puede apetecer traer un cuaderno para tomar notas.

¿Y si nunca he hecho Mindfulness, puedo ir?

Claro que si! No necesitarás experiencia previa, aunque si la tienes te vendrá muy muy bien.

¿Cuánto Cuesta?

45€ por persona / 80€ si vienes con tu pareja

40€ si asistes a las clases semanales de Xendan

¿Cómo hago el pago??

Tienes dos opciones 

Bizum 628083344

-Transferencia bancaria 

ES0500730100510474193649

Beneficiaria: Ana Barea Murga

Concepto: Mañana de Mindfulness Dic 23

En cuanto recibamos la notificación de tu ingreso tendrás tu plaza reservada.

¿Hay límite de inscripción?

Si

Las plazas son limitadas y el plazo de inscripción termina el martes 12 de Diciembre

QUÉ PUEDES ESPERAR DE ESTE ENCUENTRO

No tengo que decirte que el arte de vivir no se aprende en un día.

Darle la vuelta a tu forma de comunicarte de todos estos años no ocurre en una mañana, por más que nos gustaría que así fuese.

Pero cuando aprendes otra manera de responder y la practicas con constancia, tu vida se transforma.
Son cosas pequeñas en apariencia, pero sobre ellas se apoya todo tu comportamiento, y cuando esas cosas cambian, cambia tu mundo.

¡Lo sé por experiencia!

¿Te animas a comprobarlo tú también???

Será una alegría verte poner un poco de cordura en este mundo

Imagen destacada: unsplash-wKj7me4w.jpg