Yoga Personalizado

Cuando miras de cerca tu cuerpo, tu mente y tus
emociones ves que tienes necesidades muy
específicas que necesitan ser atendidas de forma
individual


¿Cuándo hacer yoga personalizado?

  • Cuando echas de menos trabajar objetivos muy
    específicos enfocándote en tus necesidades
    personales
  • Cuando necesitas ir a tu propio ritmo y practicar
    cuando tú quieras
  • Cuando prefieres trabajar en la intimidad de tu propio espacio

¿En qué consiste el proceso del yoga personalizado?

El Yoga personalizado requiere un mínimo de 3
sesiones

Primera Sesión

Realizamos una entrevista en la que recojo
información sobre ti, tus necesidades y
objetivos. También hacemos una lectura corporal y
respiratoria para observar de dónde partimos.
Saldrás de esta sesión con algunas indicaciones
para comenzar a practicar en casa hasta la próxima sesión.

Segunda Sesión

Aquí te enseño la tabla que ya tendrás
lista y que te llevarás dibujada (y a veces grabada)
con las indicaciones necesarias para que puedas
realizarla en casa.

También marcamos la fecha de nuestro próximo encuentro
como una forma de establecer
el imprescindible compromiso por tu parte de practicar,
sin el cual el proceso no tendría sentido.

Tercera Sesión

Una semana más tarde volverás para revisar la
forma en la que haces la tabla. Esta sesión es muy
importante pues en ella se corrige los posibles
errores que restarían eficacia a tu trabajo.

A Partir de Aquí

El ritmo de futuras sesiones serás tú quien lo decida
en base a tus necesidades y objetivos. Cada tabla
se practica un mínimo de siete semanas pero se
pueden introducir variaciones para hacerla más
amanea y que no decaiga tu motivación.

Si quieres información más específica ponte en
contacto con nosotros.