Yoga Personalizado

Cuando miras de cerca tu cuerpo, tu mente y tus
emociones ves que tienes necesidades muy
específicas que necesitan ser atendidas de forma
individual


¿Cuándo hacer yoga personalizado?

  • Cuando echas de menos trabajar objetivos muy
    específicos enfocándote en tus necesidades
    personales
  • Cuando necesitas ir a tu propio ritmo y practicar
    cuando tú quieras
  • Cuando prefieres trabajar en la intimidad de tu propio espacio

¿En qué consiste el proceso del yoga personalizado?

El Yoga personalizado requiere un mínimo de 5
sesiones

Primera Sesión

Realizamos una entrevista en la que recojo
información sobre ti, tus necesidades y
objetivos. También hacemos una lectura corporal y
respiratoria para observar de dónde partimos.
Saldrás de esta sesión con algunas indicaciones generales
con las que empezarás a establecer nuevos hábitos y a
calentar motores hasta la próxima sesión.

Segunda Sesión

Aquí te enseño la tabla que ya tendrás
lista y que te llevarás dibujada (y a veces grabada)
con las indicaciones necesarias para que puedas
realizarla en casa.

También marcamos la fecha de nuestro próximo encuentro
como una forma de establecer
el imprescindible compromiso por tu parte de practicar,
sin el cual el proceso no tendría sentido.

Tercera Sesión

Una semana más tarde volverás para revisar la
forma en la que haces la tabla. Esta sesión es muy
importante pues en ella se corrigen los inevitables
errores y malentendidos en la ejecución de la serie
que restarían eficacia a nuestro trabajo.

Cuarta Sesión

Dos semanas después de la sesión de revisión
nos vemos nuevamente para comprobar que avanzas
en la dirección adecuada.
Aquí recojo tus progresos y ajustamos lo que sea necesario
para que la tabla se ajuste a tus necesidades como un guante.

Quinta sesión

En este punto del proceso llevarás ya un mes practicando
desde la última vez que nos vimos. La tabla habrá pasado
a formar parte de tu vida diaria y es probable que también
hayas empezado a notar cambios palpables que te aproximen
a tu objetivo. Cualquier cambio o duda que te haya surgido en
este tiempo será atendido en esta sesión sentando las bases para
que puedas trabajar en solitario si así lo deseas.

A Partir de Aquí

Si quisieras continuar contando con mi apoyo
serás tú quien decida el ritmo de futuras sesiones
basándonos en tus necesidades y objetivos
que pueden ir cambiando con el tiempo.
Cada tabla debe practicarse un mínimo de siete semanas,
y puedes seguir con ella por tiempo indefinido.
Pero también podemos ir introduciendo variaciones
para que el trabajo se te haga más ameno y no decaiga tu motivación.
Se trata de que estés donde estés, siempre puedas disponer de
un apoyo a la medida de tus necesidades 🙂

Si necesitas información más específica, no duden en ponerte en
contacto con nosotros.